martes, 6 de septiembre de 2011

1 comentario:

Salvo dijo...

Bello antagonismo de curvas y rectas, vida y quietud, emoción y razón que, sin embargo, se complementan completamente